Vestidores para bebés

Revista Èvoque

Pin It

En casa, tanto el mobiliario como el color o decoración de las habitaciones debe ir acorde con lo que queramos transmitir de esta, teniendo siempre en cuenta que no vamos a tomar las mismas referencias para vestidores de un bebé que de un adulto.

Para un bebé los vestidores suelen ser muebles-cambiador, parecidos a una cómoda con una colchoneta en la parte superior y varias bandejas en la parte inferior, de modo que permita tener a mano las prendas del bebé o artículos para su correspondiente aseo, incluyendo, en muchos casos una bañera incorporada y un contenedor para pañales sucios. La tendencia de las nuevas madres es hacer los vestidores lo más parecido posible a los de un adulto, por lo que muchas eliminan las puertas integrándolos como una parte más de la habitación, en la que encontramos la ropita del niño en estanterías y cajones perfectamente ordenado.

En la decoración de las habitaciones y vestidores de niño pequeños debemos ser muy cuidadosos, pues hasta los colores influyen en los sentimientos de éste. Así, los colores más utilizados siempre son el rosa y el violeta para las niñas y el azul y el rojo para los niños, claro es, que el libro de los gustos no esta escrito, por lo que cualquier color puede quedar en armonía con la habitación si lo hacemos bien. El rosa, es un color que se asocia con las características femeninas, su estudio revela que tiene efectos calmantes y relajantes, reflejan  ingenuidad, bondad, ternura y buenos sentimientos, alejando todo mal de ese lugar. El violeta sigue ofreciendo la sensación femenina del rosa, aunque este lo hace con un semblante más misterioso, intensificando la capacidad intelectual y el autocontrol, ofreciendo una visión más elegante que el rosa. El color azul tiene efectos calmantes, tranquilizadores y de serenidad, ayuda a la conciliación del sueño, además de atenuar los dolores de cabeza. El rojo, por último, es el color asociado a la pasión, la emoción, la agresividad y el peligro, siendo el color de la suerte.

Al utilizar colores como éstos para la habitación de nuestro bebé lo ideal es que lo combinemos con otros tonos que hagan que nuestro vestidor encaje con las paredes del cuarto así como puede ser el blanco u otros tonos del mismo color. Éstos no podemos encontrarlos en muebles hechos en granito natural, por lo que la mayoría de estos muebles suelen hacerse con un acabado en Silestone con el cual consigamos el diseño ideal y aporte una gran resistencia, soportando los golpes y haciendo que nuestro bebé disfrute mientras crece de la habitación de sus sueños.

vestidores bebes

 

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *