Silestone a la altura de mármol para la realeza

Revista Èvoque

Pin It

La cultura asiática milenariamente ha sido una enamorada de los productos naturales de la tierra, ejemplo de ello es la porcelana y la cerámica, como muestran los jarrones de distintas dinastías chinas y japonesas además de los famosos guerreros de Xian formados en terracota.

De siempre, tanto en la cultura oriental como en la cultura europea, el lujo entendido desde las mejores telas y sedas, hasta las mejores piedras y materiales de la tierra, pasando por los mejores manjares, han definido a la realeza, hasta el punto de ser dichos materiales referencia de lejos alcance para el pueblo de a pie y la nobleza del momento.

Uno de los materiales más preciados en construcción para la realización de palacios, viviendas, salas de reuniones y festejos por parte de la realeza siempre ha sido el mármol, además del preciado oro, que por su valor durante el tiempo y en periodos de crisis, está siempre presente.

En todo esto aparece el Silestone, que radica en Andalucía y tan de moda se encuentra el Silestone Sevilla, es en este caso un material que hasta hace poco era considerado un material más del pueblo, por su resistencia, modernidad y alta gama de colores, es decir, en decoración se alejaba claramente del estilo clásico que acompaña a los edificios reales desde hace siglos. Decimos hasta el momento por que una vez más la cultura asiática aparece en escena apreciando la calidad y decoración del Silestone.

El representante de esta intermediación e interés por el Silestone no ha sido otro que el embajador de Taiwán, Javier Ching-shan Hou, quien recientemente ha visitado las instalaciones de Macael para conocer de primera mano el origen y tratamiento de materiales como mármol y Silestone, quien reconoce que estos artículos en su país están considerados como de lujo.

La visita terminó con un buen desarrollo, interés y agrado por parte del embajador taiwanés por todos los materiales que se comercializan desde el pueblo almeriense, con lo que podemos decir claramente que Silestone se encuentra a la altura de mármol para la realeza.

DSC_3487

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *