Mármol vs Granito en el hogar

Revista Èvoque

Pin It

A la hora de elegir materiales para el hogar, suele surgir una duda: ¿utilizamos mármol o granito?

Este tipo de materiales suele usarse en varios lugares de nuestra casa, como puede ser la encimera de nuestra cocina, la solería, y numerosos elementos del baño, entre otros lugares del hogar. Teniendo la posibilidad de elegir materiales, ¿cual es más recomendable?

Ésta pregunta no tiene una solución concreta, dado que no existe el material perfecto, pero sí que podemos hacer uso de uno u otro para según que lugar de nuestro hogar. Esto lo descubriremos según sepamos las virtudes y defectos de cada uno:

El mármol es un material que está compuesto en su amplia mayoría, en torno al 90% del mismo, por carbono cálcico. El porcentaje restante del mismo es una mezcla de lo que se podría denominar impurezas, pero dichas impurezas son las que nos permíten personalizar el mármol, dándole el color deseado. Ésto, unido a varios procesos de pulido y tratado con abrasivos, se consigue el brillo natural propio del mármol que vemos en las casas.

El mármol es un material resistente, y que resulta ideal para solerias, sobre todo por la vistosidad que le da su brillo. Si optamos por una soleria de mármol, comprobaremos que conforme pasa el tiempo, su brillo se va degradando, pero basta con volver a pulirlo para que vuelva a relucir como recién puesto.

Por su parte, el granito es una roca igneca plutónica, compuesta sobre todo por cuarzo, feldespato y mica. Con esta composición, el granito adquiere una resistencia y dureza increíble, mucho más alta que la del mármol, debido sobre todo a que el granito es muy poco poroso, a diferencia del mármol -éste es bastante más poroso, de ahí su menor resistencia-. También es más barato, puesto que el granito abunda mucho más.

Atendiendo a ello, podríamos pensar que el granito sería perfecto para una soleria, dado que sufre mucho durante el día a día, pero el granito tiene un inconveniente: el mármol es mucho mejor en lo que se refiere a términos esteticos, aunque no por ello el granito no es agradable a la vista.

¿Dónde suele ponerse cada material? El mármol es común sobre todo para la soleria y encimeras de baño, sobre todo por su vistosidad. Por contra, el granito es perfecto para utilizar en encimeras de cocina, o para suelos que requieran de gran resistencia.

Revista Èvoque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *